¿Busca una forma de intimar con su pareja? No busque más, un masaje sensual

Elmasaje es una gran técnica de juegos preliminares para las parejas que buscan una forma de acercarse. Por desgracia, muchas personas se sienten intimidadas a la hora de dar un masaje porque temen que se les dé mal. Al fin y al cabo, esto no se aprende en la escuela. Pero con nuestros consejos y técnicas para facilitarte el arte del masaje, estarás listo para ponerte manos a la obra en un abrir y cerrar de ojos. Sigue leyendo.

Busca un lugar tranquilo.

Los masajes a domicilio son como los inmuebles: La ubicación lo es todo. Elija un lugar tranquilo donde no le interrumpan los niños, el perro o cualquier otro recuerdo del mundo fuera del masaje. Este momento íntimo está pensado para evadirse, así que haga todo lo posible para que la realidad no se cuele en la fiesta.

Prepara el ambiente para el masaje.

La atmósfera es vital para la sensualidad. Relaje a su pareja con luces bajas y música tranquila. La luz de las velas añade un aire romántico y emite un suave resplandor que favorecerá el cuerpo de ambos. Pero no te pases con las velas. Nada estropea más el ambiente que el chirrido de las alarmas de humo.

Vístete a la moda.

Dale un toque sensual a tu noche vistiendo algo sexy. Mujeres: Prueba a ponerte una de las camisas de trabajo de tu pareja y nada más, o algo de lencería apenas transparente. Hombres: invierte en un buen par de bóxers que muestren tu cuerpo y te permitan tener contacto piel con piel con tu pareja durante el masaje.

Calentamiento.

Pasa las manos por agua caliente o utiliza calentadores de manos para no empezar el masaje dando escalofríos a tu pareja. Pídele a tu pareja que se tumbe boca abajo mientras tú te colocas detrás de su cabeza y le acaricias suavemente la espalda a ambos lados de la columna vertebral. Al subir, acaricia suavemente sus costados con las yemas de los dedos.

Utiliza aceite o loción de masaje.

Pocas cosas en la vida son realmente beneficiosas para todos, pero el aceite de masaje adecuado beneficiará a ambos. Un aceite o loción disminuye la fricción, permitiendo que las manos se deslicen libremente por el cuerpo. Esto no sólo resulta increíble para la persona que recibe el masaje, sino que también permite a la persona que lo da frotar durante más tiempo sin que sus manos se cansen.

Aumenta la presión y el placer.

Ya has preparado a tu amante con unos ligeros toques, ahora es el momento de un masaje más profundo. Sigue el movimiento de los músculos de tu pareja ejerciendo un poco más de presión con las palmas de las manos. Concéntrate en las zonas más tensas, como los hombros y la nuca. Para aliviar de verdad la tensión de tu pareja, deja que tus manos se desplacen a las zonas de diversión.

Da un giro sexy.

Ya tienes las manos metidas en el cuerpo de tu pareja, así que es hora de darle un toque especial. Intenta jugar con las reglas del fútbol: masajea con cualquier cosa menos con las manos. Besar, lamer, mordisquear y acariciar están permitidos. Observa cómo tu amante se estremece de placer y descubre a dónde te lleva este enfoque sin manos.

Un buen masaje no consiste en una técnica perfecta ni en tener una licencia médica, sino en la intimidad. Extiende la mano y toca a tu pareja con suavidad, y seguro que le satisfaces.