¿Quieres celebrar el Día Nacional del Sexo? Tanto si eres una aficionada al sexo que busca mejorar su juego como una novata curiosa listo para sumergirse en el mundo del placer mutuo, tenemos la primicia descarada que necesitas para hacer el 69 como una profesional.

Charla de almohada - Literalmente

Aunque es innegable que el 69 es divertido, la tensión en el cuello a veces puede acabar con la pasión. Sin embargo, colocar un accesorio suave y esponjoso (como una almohada, no un osito de peluche, no seamos infantiles) bajo el cuello puede hacer maravillas. Ayuda a aliviar la tensión y te permite concentrarte en la "tarea" que tienes entre manos (o en la boca, por así decirlo).

Ten una escalera al cielo

No estamos sugiriendo que se suban unos encima de otros (a menos que les guste eso), pero la posición estratégica puede marcar un mundo de diferencia. Tumbarse uno al lado del otro o con una persona encima puede cambiar el juego por completo. Explora y encuentra las posiciones que más te gusten.

Mantener la conexión

Aunque es fácil perderse en el propio placer, no olvides la conexión con tu pareja. Puede que el contacto visual no sea posible en esta postura, pero hay otras formas de mantener la conexión. Utilizar las manos para acariciar el cuerpo de tu pareja o abrazarla puede intensificar la conexión emocional y la experiencia en general.

Lenguas, dedos y juguetes - ¡Vaya!

¿Lo mejor del 69? Dos palabras: doble función. Mientras tu boca está ocupada explorando, tus manos tienen vía libre. ¿Y por qué no añadir una divertida estrella invitada, un juguete erótico? Con un vibrador zumbando en los lugares adecuados, estarás preparando el escenario para un gran final más explosivo que un espectáculo de fuegos artificiales.

Habla de forma coqueta y dulce

La comunicación es sexy. No estamos sugiriendo que te reúnas en la sala de juntas en medio de tu exploración sexual, pero un poco de retroalimentación puede marcar la diferencia entre una experiencia "oh... está bien" y una "OH... SÍ". Y recuerda, ¡los gemidos también cuentan!

Mantenlo caliente, pero no sofocante

Respirar: es necesario para vivir y absolutamente crucial cuando estás enterrado en el calor del momento (literalmente, en la posición 69). ¿Un truco sencillo? Alternar el ritmo. Una persona inhala y la otra exhala. Es casi como hacer un ejercicio de respiración de yoga sexy.

La seguridad puede ser sexy

Mantén tus momentos de diversión realmente divertidos con métodos de barrera como las barreras bucales. Vienen en una amplia gama de sabores y añaden un toque de picante sorpresa a tu sesión caliente. Imagínatelo como un sabroso envoltorio de piruleta, pero para adultos. También puedes añadir un lubricante aromatizado para aumentar el placer.

Dale la vuelta al guión en el dormitorio y disfruta de una gran experiencia con estos consejos. Al fin y al cabo, no hace falta que pruebes 69 posturas diferentes en el dormitorio para encontrar la perfecta para tu relación.